Examen práctico de conducir: estos son los fallos más habituales

examen práctico de conducir

Tras haber aprobado el teórico, muchos de los estudiantes de nuestra autoescuela quieren saber cuáles son los fallos más habituales del examen práctico de conducir. Por eso hemos querido recopilarlos a lo largo del siguiente artículo. Así, si estás a punto de presentarte a este examen, te ayudará a que no cometas fallos que te pueden restar puntos.

Olvidarse de los preliminares. No abrocharse el cinturón, no ajustar el asiento o los espejos, son fallos que suelen cometerse por falta de atención.

No comprobar los retrovisores. Muchas maniobras de las que se realizan durante el examen práctico de conducir requieren hacer comprobaciones en los retrovisores. No lo olvides, porque el examinador va a comprobar si lo haces.

No usar las luces de manera correcta. Recuerda que durante el examen tienes que adecuar las luces a la climatología concreta que haya durante el mismo.

Interpretar mal las señales de tráfico. El ceda el paso y el stop son el claro ejemplo de que las señales de tráfico se pueden confundir.

Pegarse demasiado a los laterales de la vía. Una vez haya comenzado el examen ten cuidado. No te pegues demasiado a los laterales de la vía. Es uno de los fallos más habituales.

No llevar la marcha correcta. Asegúrate siempre de llevar la marcha correcta en cada momento del examen. De lo contrario, el examinador te penalizará.

El mal uso de los carriles de aceleración y desaceleración. No saber cómo incorporarse a una carretera o cómo salir de ella son fallos muy comunes. Por eso te animamos a que lo practiques a fondo con tu profesor antes de presentarte al examen.

No tener en cuenta la distancia de seguridad. Otro típico fallo provocado por los nervios. Tenlo presente: hay que respetar en todo momento la distancia de seguridad.

Aparcar mal. Y dejamos para el final el fallo más habitual. En este momento del examen, trata de relajarte y de recordar los trucos que te enseñó el profesor durante las clases prácticas.

Como ves, muchos de los fallos más habituales del examen práctico de conducir son por un exceso de confianza, por nervios, o por no estar bien preparado. En Autoescuela Ciudad Jardín contamos con una plantilla de profesores muy profesionales que te ayudarán a aprobar este examen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.